Actualmente responsable de PdePÀ Bakery Rieral. Trabajando con nosotros desde que PdePÀ abrió sus puertas. Creativa e inquieta, siempre dispuesta a innovar.

“Me gusta dar un buen servicio y que el cliente se vaya contento y repita”

¿Cómo fue tu primer contacto con el mundo de la restauración?

Realmente viene siendo una cosa de familia. Mis abuelos tienen un restaurante, en el que siendo una niña cuando iba, ya me ponía detrás de la barra a preparar los platitos para el café con su cuchara y los azucarillos.

¿Cómo ha sido tu paso por PdePÀ hasta ahora?

Cuando empecé, hacía un mes que había empezado esta gran aventura de Anna y Nino, unos valientes en aquella época de crisis. Éramos una pequeña familia y ahora nos hemos convertido en una numerosa. Poco a poco he ido adquiriendo más responsabilidades, ahora mismo como responsable de PdePÀ Rieral, todo un reto.

¿Cuál es tu mejor momento del día?

El mejor momento del día…el Boom del trabajo, esas horas puntuales en el que el ritmo es frenético, me encanta, cuanto más hay que correr más me divierto.

¿Qué es lo que te apasiona de este trabajo?

Me gusta dar un buen servicio, que el cliente se vaya contento y repita, creando así un vínculo muy especial con ellos. Es increíble la de cosas que podemos memorizar los camareros, sabemos cómo les gusta el café a una cantidad de clientes que nos puede llegar a sorprender.

¿Una anécdota que te haya sucedido en PdePÀ?

Déjame que piense…buscar cada mañana una caja vacía para poder llegar a coger el pan del aparador nuevo!! No llego!!

¿Qué destacas de tu faena?

Cada día es diferente, imposible caer en la rutina.

Si fuera una persona PdePÀ, ¿cómo sería?

Sería una persona joven, dinámica, familiar.

_DSC1214